Los 7 errores más frecuentes al realizar copias de seguridad

errores más frecuentes al realizar copias de seguridad

A la hora de hacer copias de seguridad, no todo vale. En la siguiente guía analizamos los errores más comunes a la hora de hacer backups, para que no los sufras y consigas completarlas con éxito, para asegurarte de que tu información está a buen recaudo y 100% disponible.

Los errores más comunes al hacer backups

1- No tener en cuenta la periodicidad en las copias de seguridad

Uno de los puntos más importantes a considerar durante la realización de las backups, tiene que ver con la periodicidad. Esto es, la frecuencia en la que hay que hacer copias de seguridad

Y es que, esta frecuencia puede ser diferente en cada caso, dado que cada persona y cada empresa son un mundo. Por ejemplo, si se hacen cambios a diario, es mejor hacer backups diarias. Mientras que si se actualizan los datos cada mucho tiempo, igual con una copia semanal es suficiente. Digamos que, depende de cada caso en concreto.

2- Hacer copias de archivos infectados

¿Te imaginas hacer copias de seguridad de archivos infectados? Esto podría ser fatal, dado que al restaurar, estarías infectando tu equipo. Lo cierto es que los virus pueden dañar las backups, por eso es importante que te asegures de que todo está libre de malware antes de hacer la copia. Para ello, utiliza un antivirus y haz análisis periódicos para ver que el equipo está libre de virus, con el objetivo de hacer backups únicamente de archivos confiables y seguros.

3- Guardar las copias solamente en dispositivos físicos

Otro error habitual y que puede condenar a las empresas a perder todos los archivos, pasa por guardarlas únicamente en dispositivos físicos. Hay que tener en cuenta que confiar solo en un medio es arriesgado, porque todo es hackeable y no solo eso, sino que se puede ver visto comprometido por una inundación, un incendio o cualquier otro imprevisto.

Por ello es por lo que resulta vital combinar las copias en dispositivos físicos con las copias de seguridad en la nube, dado que facilitan la gestión y funcionan como plan b frente a este tipo de imprevistos.

4- No tener suficiente espacio en disco

Para guardar los archivos necesitas tener espacio de almacenamiento disponible. Si por ejemplo delegas en un soporte físico, podría llenarse al máximo de su capacidad y dejar la tarea a medias, sin finalizar. Por eso es clave hacer un seguimiento periódico del estado del disco, para comprobar que tiene suficiente capacidad como para albergar el tamaño de los archivos que manejamos y sus modificaciones.

No obstante, puede ser poco eficiente el comprobar cómo de llenos están los soportes físicos. Delegar en espacio en la nube ilimitado es la mejor manera de gestionar las backups, para evitar imprevistos y no comprometer nunca los datos

5- Copiar todos los archivos en vez de solo los modificados

Otro error de novato que es habitual en el proceso de las copias de seguridad, consiste en copiar todos los archivos de cada vez. Es decir, cada vez que toca hacer una copia de seguridad, se copia todo de nuevo. Lo ideal, es optimizar y copiar únicamente los archivos que han sufrido una modificación.

Esto es todo ventajas. Por un lado, es más rápido y permite que la copia de seguridad se alargue mucho tiempo y nos consuma más recursos de la cuenta en el ordenador. Además de más espacio.  

6- Llevar las backups siempre encima

Te puede dar más seguridad llevar las copias de seguridad siempre contigo, en un backup, por ejemplo. Sin embargo, es una falsa seguridad, porque si lo pierdes o te lo roban estarás brindando el acceso a tu información más importante a cualquiera que lo encuentre. Por ello, no es buena idea llevar los datos encima. Es mejor delegar en un servicio de almacenamiento en la nube para que puedas acceder remotamente.

Antiguamente muchas personas llevaban siempre encima pendrives, tarjetas micro SD, etc. Sin embargo, no es la mejor de las ideas. Si bien es cierto que lo puedes proteger con contraseña, pero no debes confiar todo a una sola carta. De hecho, se recomienda hacer backups de distintas maneras.

7- No comprobar el estado del backup

A menudo realizamos la copia de seguridad y creemos que ya está, que no tenemos que hacer nada más que darle a un botón o ni eso. Sin embargo, no todos los servicios de realización de backups son iguales. En el momento en el que se lleva a cabo la copia, creemos que todo ha ido bien, cerramos y ya está. Pero, ¿y si no es así? Aunque por lo general no deberías tener problema, es mejor que de forma periódica hagas una comprobación rápida.

Es decir, haz un backup e intenta restaurar algunos cuantos archivos. Solo con que hagas este gesto descubrirás si la copia está dañada o no. En el caso de que no lo esté, puedes seguir adelante y quedarte tranquilo porque todo está bien. En caso contrario, puedes tratar de ver que ha sucedido y quizás considerar, por fin, hacer las copias en distintos dispositivos al mismo tiempo, para evitar depositar toda tu confianza en un solo medio.

Si quieres saber más sobre las copias de seguridad y convertirte en un experto, a lo largo de estos meses hemos redactado artículos que te serán de gran ayuda. Son los siguientes:

Con toda esta información aprenderás a lidiar de mejor manera con las backups, para combatir distintas maneras de llevarlas a cabo y así proteger tus archivos de manera segura y 100% fiable. Es una forma de asegurarte de que tus archivos importantes siempre estarán disponibles y remotamente, desde cualquier parte. Es la mejor inversión que puedes hacer por tu negocio y también por tus documentos personales importantes, para no perderlos nunca.

En Copia Nube, empresa líder en backups, te ayudamos en todo lo que necesites. Estamos a tu entera disposición. ¿Hablamos?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies