Nube privada | Toda la información

nube privada

Hace poco te hablamos de la nube pública. Sin embargo, también existe la nube privada. ¿Conoces las diferencias? En Copia Nube siempre nos gusta asesorar y dar información a nuestros clientes para que sepan qué tipo de cloud necesitan según sus necesidades. Además, tanto la pública como la privada pueden ser complementarias, haciendo que necesitemos las dos.

Definición de nube privada

La nube privada o private cloud, como bien su nombre indica, se refiere a un tipo de nube de carácter privado.

Dicho de otro modo, estamos ante una herramienta o conjunto de servicios informáticos que se ofrecen en Internet o mediante una red interna privada a unos pocos usuarios (por ejemplo, dentro de una misma organización o compañía) y no a todo el mundo. 

Es un tipo de nube corporativa que aporta numerosas ventajas y que por esa razón muchos la eligen. Al fin y al cabo, nos proporciona un tipo de autoservicio, además de escalabilidad y elasticidad, con la ventaja de personalizar los recursos a nuestro antojo y necesidades.

Otra de las características de las nubes privadas, pasa porque ofrecen un nivel más alto de seguridad y privacidad. Esto es debido a los firewalls y al hospedaje interno, porque buscan que lo que ocurre dentro sea confidencia y no accesible para proveedores externos. Claro que, esto tiene un coste, dado que suele requerir de un departamento de TI. Aún así, requieren de un gasto mínimo de personal, mantenimiento y administración que los centros de datos en propiedad.

¿En qué se diferencia con la pública? Lo que ocurre, es que en la pública se comparten servicios entre clientes que adquieren el servicio aunque todo esté oculto. Pero en la privada se acceden a recursos que pasan a ser exclusivamente una empresa u organización. 

Tipos de nube privada

Para conocer más sobre la private cloud, es importante hablar de sus tipos. ¿Qué modelos de servicios se ofrecen en la nube privada? Principalmente, destacamos los dos siguientes:

  • Infraestructura como servicio o IaaS: la compañía puede utilizar recursos de infraestructura como la red, el proceso y el almacenamiento. 
  • Plataforma como servicio PaaS: una compañía lo ofrece todo; apps sencillas que están basadas en la nube y aplicaciones empresariales. 

Por otro lado, es importante mencionar que las nubes privadas también se pueden combinar con las públicas. Esto da lugar a las conocidas como nubes mixtas o híbridas, de tal forma que las empresas puedan disfrutar de todos sus beneficios.

Desventajas

Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En el caso de la nube privada, es importante recordar que requiere de tareas de gestión a realizar para que funcione. 

Es decir, requiere de un servicio de mantenimiento que debe ofrecer el propio proveedor de servicio, que dispone de los recursos necesarios para tener la nube a punto, actualizada. Claro que, como desventaja, este mantenimiento queda a cargo de la empresa y por lo tanto deberá destinar una parte de su liquidez para disponer de los recursos que necesita para crear la nube, mantenerla y actualizarla según sea necesario. 

Por lo tanto, antes de dar el salto a la nube privada directamente, es importante hacer un análisis y echar cuentas. Lo mejor que se puede hacer es comparar los gastos de mantenimiento y el coste total de la inversión, para ver qué se ajusta más a su realidad y necesidades. 

Crear nube privada

¿Cómo crear nube privada? Llegados a este punto, es posible que estés interesado en dar el paso o probarlo. Lo puedes hacer de varias formas:

  • NAS (Network Attached Storage): si quieres tener tu propia nube en casa o en la oficina, lo que necesitas es un NAS. Es una especie de ordenador pequeño con discos duros y software, destinados a empresas pero también a uso doméstico. Es visto como una inversión a medio y a largo plazo, para tener todo a buen recaudo. Puedes encontrar opciones interesantes para trastear o empezar desde apenas 100 euros. Para que funcione, deberás conectarlo al router con un cable Ethernet y luego configurarlo.
  • PC: si no quieres gastar el dinero en un NAS, puedes utilizar tu propio ordenador. Para ello, lo que haremos será utilizar un software para convertir el pc en un servidor accesible mediante Internet con una aplicación específica para gestionar los archivos. Entre ellas, destacamos FuguHub  y OwnCloud.
  • Almacenamiento externo conectado: otra opción para crear tu propia nube privada, pasa por tener lo que necesitas alojado en un disco duro externo. Los hay portátiles, híbridos, etc. Elige el que más vaya contigo.

Ejemplos de almacenamiento en la nube privada

En cuanto a los ejemplos de nube privada más conocidos, destacamos: Microsoft, Cisco, Dell, Hewlett Packard Enterprise, IBM, Oracle, VMware, etc.

¿Te han quedado dudas? En Copia Nube te invitamos a conocer nuestro sistema  de copias de seguridad de Copia Nube. Pregúntanos para que podamos ayudarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies